Dream Theater Metropolis

Dream Theater | Metropolis Pt. 2 – Scenes from a Memory

«Scenes from a Memory», el quinto álbum de estudio de Dream Theater, alcanza del Olimpo del metal progresivo, entregando musicalidad y virtuosismo por partes iguales en su primer álbum conceptual.

Quizá hasta Metropolis Pt. 2 – Scenes from a Memory, es posible decir que Dream Theater hacía un buen metal con arreglos de teclados. Aunque en Images and Words el grupo había ya conseguido mostrar todas sus influencias prog, los discos posteriores habían transitado más cercanos al metal que al progresivo propiamente tal. Sin embargo, Scenes from a Memory modificó cualquier rezago de dicha idea, constituyéndose, probablemente, como el máximo exponente del metal progresivo.

Aquí nos encontramos con el primer álbum conceptual de Dream Theater. Usualmente se describe la historia de amor, traición y tragedia que narra el disco para argumentar este aspecto conceptual. No obstante, el concepto central del disco radica en la circularidad del tiempo y del destino, mediante la cual viviríamos reiteradamente experiencias similares en diferentes vidas. La historia, en tanto, es únicamente una adaptación de la película Dead Again de 1991, que permitió retratar los conceptos anteriores de manera secuencial. De este modo, el grupo pudo proseguir con su canción «Metropolis, Pt. 1: The Miracle and the Sleeper» de 1992.

Musicalmente, la composición de las piezas fue escrita de un modo que generalmente se suele no recomendar. En efecto, con la música completamente escrita, recién se comenzaron a incorporar letras. Ello significó un doble desafío para el grupo, ya que además estaban acostumbrados a escribir sobre el tema que mejor le pareciera a cada uno, para integrar todo en un álbum. La labor aquí, en cambio, requería que cada integrante se conectara individualmente con la historia y con los conceptos que la sostienen. De esta manera, fueron haciendo calzar las letras con la música y con el relato de forma consistente.

Junto con ello, este disco se construyó en un momento crítico de la banda, luego de los comentarios negativos que recibieron por su anterior disco (Falling into Infinity). Además, esto coincidió con la salida de Derek Sherinian de los teclados. Y si eso no bastara, tenían la posibilidad abierta de producir el disco por ellos mismos, con los riesgos que ello conlleva. De acuerdo al mismo Mike Portnoy: «teníamos mucho que demostrar, y si no lo probábamos, entonces habría sido el final».

Además, la estética del disco discrepa de sus lanzamientos anteriores y, por qué no, de cualquier trabajo posterior realizado por Dream Theater. Por una parte, se equilibran perfectamente los pasajes instrumentales de las canciones. Por otra, se incluyen diferentes baladas que entregan un descanso sonoro, lo que contrasta con otras piezas mucho más pesadas (que alcanzan su punto más alto en «Home»). Junto con ello, la interpretación vocal de LaBrie (que suele irritar incluso a algunos fans de Dream Theater) resulta muy adecuada para cada estado de ánimo, desde la melancolía de «The Spirit Carries On» hasta los pasajes más pesados.

Sumado a todo lo anterior, los arreglos instrumentales resultan precisos, poniendo la complejidad necesaria para cada pieza, desde la simpleza del rasgueo en 4/4 de «Through Her Eyes» hasta los 108 cambios en la métrica de «The Dance of Eternity». El resultado, entonces, entrega una musicalidad perfectamente desarrollada. Así, la continuidad entre los temas plantea muchas transiciones que toman la dinámica de «The Wall», lo que le da un aspecto algo más «familiar» al sonido del disco.

En tanto, el arte del disco muestra una portada que tiene el sentido visual preciso del concepto planteado. Como se observa, esta carátula se ensambla como un rompecabezas de imágenes sueltas. En este sentido, cada imagen se encuentra representada en los sueños de Nicholas, que construyen en su conjunto una imagen clara y misteriosa. Con todo, se reúne una serie de elementos que, hilvanados, entregan un aire único a Scenes from a Memory.

Definitivamente, un disco que logra un equilibrio en sus aspectos musicales, líricos y emocionales, dando como resultado un trabajo bastante progresivo para ser considerado sólo como metal, y bastante metal para ser considerado estrictamente progresivo.

Lista de canciones:
Act 1
1. Scene One: Regression (2:06)
2. Scene Two: i. Overture 1928 (3:37)
3. Scene Two: ii. Strange Deja Vu (5:13)
4. Scene Three: i. Through My Words (1:02)
5. Scene Three: ii. Fatal Tragedy (6:49)
6. Scene Four: Beyond This Life (11:22)
7. Scene Five: Through Her Eyes (5:29)

Act 2
8. Scene Six: Home (12:53)
9. Scene Seven: i. The Dance of Eternity (6:13)
10. Scene Seven: ii. One Last Time (3:47)
11. Scene Eight: The Spirit Carries On (6:38)
12. Scene Nine: Finally Free (12:00)

Integrantes:
– James LaBrie / voz
– John Petrucci / guitarras, segundas voces, programación (7), coproducción
– Jordan Rudess / teclados, arreglos de coros y conducción (11)
– John Myung / bajo
– Mike Portnoy / batería, percusiones, segundas voces, coproducción

Invitados:
– Theresa Thomason / voces (7, 11)
– Theresa Thomason / coro gospel (11)
– Mary Canty / coro gospel (11)
– Shelia Slappy / coro gospel (11)
– Mary Smith / coro gospel (11)
– Jeanette Smith / coro gospel (11)
– Clarence Burke Jr. / coro gospel (11)
– Carol Cyrus / coro gospel (11)
– Dale Scott / coro gospel (11)
– Terry Brown / voz del hipnoterapeuta, coproducción
– David Bottrill / voz de Edward

One thought on “Dream Theater | Metropolis Pt. 2 – Scenes from a Memory

Comments are closed.