La impresionante cuarta noche del festival Isle of Wight de 1970

El mismo dia que escribimos estas líneas, pero en 1970, se llevaba a cabo la cuarta jornada del festival Isle Of Wight al sur de Inglaterra. Esta era la tercera vez en que este festival se realizaba y la de 1970 definitivamente es la más famosa por la cantidad impresionante de bandas y solistas que se presentaron ante una multitud cercana a las 600.000 de personas. En los días anteriores habían tocado bandas como Supertramp, Family y Procol Harum.

Con respecto a este día en particular, se presentaron tres grandes artistas: ELP, Miles Davis y Joni Mitchell. En el caso de Emerson, Lake & Palmer era su segundo show como banda ( el primer concierto lo dieron en el teatro Guildhall de la ciudad de Plymouth unos días antes ) y en donde presentaron la adaptación de la suite «Pictures at an Exhibition» del compositor ruso Modest Mussorgsky. Igualmente interpretaron el arreglo que hicieron de una pieza llamada «Allegro Barbaro» del pianista húngaro Béla Bartók bautizada con el nombre de «The Barbarian«. Los otros temas tocados fueron «Take a Pebble», «Rondo» ( que proviene de un estandar del jazz compuesto por Dave Brubeck ) y «Nut Rocker» ( que tiene su origen en el ballet de 1892 llamado «The Nutcracker» de Tchaikovsky ). En 1997 esta actuación fue editada en cd.

En cuanto a Miles Davis estuvo acompañado con una banda de lujo en los que estaban Chick Corea, Keith Jarrett, Dave Holland, Jack DeJohnette, Airto Moreira y Gary Bartz. Esta actuación se dio después de la revolución que creó Davis en el mundo del jazz con ese disco primordial llamado «Bitches Brew» lanzado en marzo de 1970. No sólo fue un actuación electrizante sino que fue histórico ya que por primera vez un músico de jazz ( aunque en el caso de Davis este término se queda corto ) tocaba ante tal cantidad de personas. Los antiguos clubes de jazz se estaban haciendo pequeños para la leyenda en la que se estaba transformando Miles, incluso los festivales dedicados a este estilo no podían contener a tan increíble músico que imbuido por la vorágine musical de finales de los sesenta estaba creando obras maestras de vanguardia y experimentación. En cuanto a lo que la banda iba a interpretar, le preguntaron a Miles como se iba a llamar y el respondió: «Call it Anything…«

Este momento mágico comenzó con un tema que no había lanzado en ningún disco y que sólo en una compilación editada en 1981 vio la luz ( igualmente aparece en el disco en vivo/estudio Live-Evil de 1971 ), se trata del tema «Directions» escrito por el tecladista y colaborador de Miles, Joe Zawinul. El siguiente track interpretado fue «It’s About That Time» del disco «In A Silent Way» de 1969 para luego dar paso a tres joyas del «Bitches», «Sanctuary», «Spanish Key» y el tema homónimo. Más que nada fue un medley que se hicieron con estos temas y en donde Davis tocaba la primera nota y el resto de la banda lo seguía. El único tema que se salió de la norma en este show fue una melodía llamada «The Theme» que proviene de 1956 con su quinteto. Una actuación única con una banda comunicándose telepaticamente durante las improvisaciones.

Antes de Miles, subió al escenario la compositora canadiense Joni Mitchell que ya con tres discos bajo la manga ( «Song to a Seagull», «Clouds» y «Ladies of the Canyon» ) se había convertido en una de las grandes artistas de su época. El ambiente estaba un poco enrarecido, ya que el público estaba enojado por el precio de las entradas (finalmente se transformó en un evento gratuito), la forma extravagante en que habían llegado algunos artistas y lo que estaban cobrando, muy en contrario al supuestamente ambiente anticapitalista que se daba en esos años, las peleas que brotaron en varios momentos, el lanzamiento de objetos y los malos «viajes» por el consumo de LSD.

A todo esto, Joni tuvo que enfrentarse solo armada con su voz, una guitarra y un piano lleno de luz un lugar que se estaba ensombreciendo. Su actuación fue el necesario bálsamo reconfortante entre tanta bruma de violencia y el solo hecho de estar parada ante esa cantidad de gente fue un acto de coraje y valentía. En medio de su show no tuvo en ningún problema en decirles a aquellos que gritaban y que se comportaban como unos idiotas, «dennos un poco de respeto».

Las canciones que interpretó Joni Mitchell fueron las siguientes: «That Song About Midway», «Chelsea Morning», «For Free», «Woodstock», «My Old Man», «California», «Big Yellow Taxi», «Both Sides Now», «Gallery, Hunter» y «A Case of You».

Un 29 de agosto de 1970, con muchas historias…


Amante de los sonidos vanguardistas pero con una parte de mi corazón en lo melódico, fui criado en mundos donde el caos sónico se transforma en belleza. Viajo desde lo más clásico a las más apabullantes expresiones artísticas.

You may also like

Comments are closed.