Dream Theater en Avilés, España (19-01-2023)

Dream Theater concierto Avilés España progjazz destacada
Créditos: Bea Villasante

 

Avilés, ciudad situada al noroeste de España, se congregaba este pasado jueves, 19 de enero, como capital mundial del metal progresivo con el primer concierto de la gira europea de Dream Theater. A la cita venían promocionando su último trabajo A View from the Top of the World, junto con los finlandeses Arion como teloneros. 

Como todos los inicios de gira de los neoyorquinos, la incertidumbre no estaba depositada tanto en los músicos, más allá del estado vocal de James Labrie, como en el setlist. En cuanto a ello, se preveía un repertorio idéntico, o bastante parecido, al presentado hacía poco menos de una semana en Tel Aviv, Israel. Una actuación extraña, por la fecha, que sirvió de antesala a lo que nos depararía en Avilés.

Arrancó con puntualidad británica Arion, con su potente dosis de metal melódico. Venían a España con todo, para promocionar su reciente tercer trabajo «Vultures Die Alone». Lograron enganchar y contentar a un público que, poco a poco, iba colocándose estratégicamente para ver a sus ídolos lo más cerca posible. El sonido, mejorado con el transcurso de los temas, superó las expectativas. Hay que tener en cuenta que el Pabellón de Exposiciones de la Magdalena no está pensado para albergar conciertos.

 

John Petrucci Avilés, España, 2023 progjazz Dream Theater
Créditos: Gabriel Comesaña.

 

El concierto de Dream Theater en Avilés

Tras 45 minutos exprimidos al máximo por los finlandeses, era el turno para Dream Theater. El silencio y la expectación en el ambiente eran totales. En el fondo del escenario, la impactante portada del AVftTotW con la imagen en movimiento, nos hacía presagiar una gran noche. 

A las 20:00 en punto españolas se apagaban las luces repentinamente, y The Alien arrancaba como una exhalación. Virtuosismo y velocidad a todo trapo compensando con el feeling de la Majesty de John Petrucci. Las dudas estaban en el nivel de James Labrie, el cual se defendió con creces ante un setlist con temas duros y exigentes. La pasión y belleza de los solos de guitarra hizo saltar alguna que otra lágrima entre el público. Lo de Petrucci es de otra galaxia. Una leyenda que vive en una eterna juventud y al que le queda todavía muchísima gasolina en la reserva.

6:00, de Awake, era uno de los temas más deseados y esperados por los asistentes. Suponía, además, la primera prueba realmente de fuego para el canadiense, que salió airoso de los exigidos agudos que pide este track. Cierto que los coros de Petrucci, una de las novedades en esta gira, ofrecieron una importante solidez vocal a lo largo de la actuación. En este segundo tema, los neoyorquinos dispararon riffs pesados con altas dosis de groove que provocaron alguna que otra contractura cervical. 

Se retomaba su último trabajo con Sleeping Giant. El registro de Labrie aquí fue impoluto, en tiempos medios tiene una voz preciosa, dulce y única. Podrán criticarlo con hartazgo sus haters, pero él sigue ahí, tras varias décadas, girando sin parar y dando un nivel más que notable. En cuanto al resto de músicos, Rudess sentó cátedra a los teclados, con unas secciones brillantes en sus duelos con Petrucci. Una dupla que se agiganta en los directos. 

Bridges in the Sky nos hacía retroceder unos años, a la polémica época de transición tras la marcha de Portnoy y la llegada de Mangini, al cual, por cierto, se le ve mucho más adaptado y familiarizado ante una sustitución que parecía debilitar mucho a la banda. Volviendo al tema, transitamos en un precioso pasaje que combina brillantes melodías con secciones instrumentales técnicas. Exhibición de Petrucci a las siete cuerdas y del propio Mangini, con una contundencia y precisión que nos hace recordar de dónde viene: de la Berklee College of Music y de la escena del metal extremo. 

Caught in a Web sacó a relucir la parte más pesada de la banda, puro thrash metal progresivo, combinada con la preciosísima voz de Labrie. Awake, al completo, es digno de estudio; la creatividad llevada a su máximo esplendor. Así nos lo demostraron los cinco extraterrestres que aterrizaron en Avilés, dejándonos boquiabiertos y abducidos ante pasmosa lección de virtuosismo.

Answering the Call es la prueba palpable de la vida que goza a estas alturas Dream Theater. Un tema que lo contiene todo. Estribillos pegadizos, complejas estructuras, epicidad a raudales, riffs contundentes, solos magistrales y sobretodo muchísimas ideas compositivas. Todo ello, tras más de tres décadas de dedicación a tan gigantesco proyecto, tanto a nivel cuantitativo como cualitativo.

 

John Petrucci Dream Theater - Avilés enero 2023
Créditos: Gabriel Comesaña.

 

Acercándonos al ecuador, saltaba del tirón uno de los mayores atractivos de esta gira: presenciar el cierre de su histórico álbum Six Degrees of Inner Turbulence. Así, los temas Solitary Shell, About to Crash y Losing Time/ Grand Finale nos llevaron a otra dimensión emocional. Los sentimientos que hacen florecer en el oyente esta trilogía final destroza todos los argumentos hacia DT que afirman que son una banda carente de feeling. La capacidad y el don de transmitir y remover nuestros adentros no se entrena. Se tiene o no se tiene, y esta gente va sobradísima.

Tras este repaso tan fiel por distintos estados de ánimo, no podía faltar su tema más emblemático: Pull Me Under. Parece, todavía en la actualidad, un imposible que una banda de metal progresivo lograra sacar en su día un hit tan exitoso por lo poco comercial de este género. Pero sí, lo lograron. También lograron convertir el pabellón de Avilés en una olla a presión. Basta decir que hasta el último personal de seguridad allí presente no se libró de cantar el famoso «Pull me under I’m not afraid». Increíble. ¡¡Cómo gozamos este tema!!

Dos suites serían las encargadas de cerrar el show. Poquita broma con lo que aquí se vino. El primero de los dos extensos rounds nos lo ofrecía el tema que da título a su último trabajo: A View from the Top of the World. Una magistral obra de arte que reúne en algo más de 20 minutos una creatividad desmesurada. Una pieza definitiva, que navega como una novela en un sinfín de historias, en este caso musicales. 

El último cartucho de la noche vendría con The Count of Tuscany. La obra culmen, el epílogo final, el resumen perfecto de lo que es y supone Dream Theater para la música en general. Las emociones que irradia la Majesty de Petrucci con los punteos iniciales son una oda a la existencia humana. Lo mismo ocurre con LaBrie: la perfección, la belleza máxima, inalcanzable en lo visual, la logra alcanzar a través de sus cuerdas vocales. Sonoridades que parecen darnos pistas sobre el sentido de la vida; porque el sentido de la vida se resume, básicamente, en momentos como este. Aquí sí que saltaron lágrimas. 

 

Como es imposible y frustrante tratar de seguir explicando lo vivido, cierro la crónica con un acertado pensamiento del controvertido filósofo alemán, Friedrich Nietzsche, que define a la perfección nuestras sensaciones y estado de ánimo. La frase en cuestión, con potencia categórica dice así : «Sin música, la vida sería un error». No hay más palabras, señoría. 

 

Litos Dream Theater Avilés 2023
ProgJazz presente en la Plaza de Toros de Gijón. Créditos: Bea Villasante.

 

Setlist:
  1. The Alien
  2. 6:00
  3. Sleeping Giant
  4. Bridges in the Sky
  5. Caught in a Web
  6. Answering the Call
  7. Solitary Shell
  8. About To Cash (Reprise)
  9. Losing Time/ Grand Finale
  10. Pull Me Under
  11. A View from the Top of the World
  12. The Count of Tuscany [encore]

You may also like

Comments are closed.

More in Conciertos