Meddle, y la obra más épica de Pink Floyd

Meddle

En Meddle, Pink Floyd continúa de alguna manera la línea trazada desde su trabajo anterior, con una pieza que ocupaba un lado completo del disco. Sin embargo, también se aprecia una marcada evolución en su sonido, alcanzando una cúspide en su extensa carrera con «Echoes».

Meddle es el sexto álbum de estudio publicado por Pink Floyd el 30 de octubre del año 1971 (en Estados Unidos; en Reino Unido fue al día siguiente). El trabajo representó una verdadera odisea, en casi nueve meses de sesiones (4 de enero de 1971 hasta el 11 de septiembre). Este tiempo se explica, en parte, porque lo comenzaron poco después del lanzamiento de Atom Heart Mother y se extendió durante la gira de éste.

Al empezar las sesiones de grabación, Pink Floyd tenía la idea de hacer una continuación de «Alan’s Psychedelic Breakfast», utilizando elementos concretos en reemplazo de los instrumentos tradicionales. Sin embargo, al reconocer las dificultades que esto conllevaba, comenzaron a realizar ejercicios experimentales, de manera individual.

En el lado A, de Meddle, «One of These Days» debe representar, probablemente, la pieza musical más agresiva creada por Pink Floyd hasta esa fecha, tanto por su música como por su mensaje:

One of these days I’m going to cut you into little pieces

Esta frase se basa sobre la frase que Roger Waters dijera al presentador de la BBC Jimmy Young, a quien no le gustaba la música de Pink Floyd. Esta frase, que en el disco vocaliza Nick Mason luego de una tensión creciente, coincide con el clímax de esta pieza, que desata una auténtica vorágine musical.

«A Pillow of Winds» sigue como segunda pista, contrastando con el tema anterior, ya que suena como una invitación a soñar que evoca mucha tranquilidad. «Fearless» toma más fuerza, incluyendo de manera subyacente el cántico de la hinchada del Liverpool F.C. «You’ll Never Walk Alone» a lo largo de la canción, quedando en solitario hacia el final. Aunque ningún miembro del grupo sentía gusto por este club, seleccionaron el cántico «porque son el mejor público del país para lo que queríamos» de acuerdo a Richard Wright.

«San Tropez», escrita por Waters, presenta quizá les letras más crípticas del disco. Así, hace referencia al cambio de status económico del protagonista, desde «tener una casa sin cuchara de plata» hasta estar «bebiendo champán como un buen magnate». Este protagonista, además, siente una cierta melancolía por un estilo de vida más simple. «Seamus», es quizá la canción más débil del disco (y posiblemente de toda su doscografía). Asimismo, es la última netamente blues del grupo, en que participa el border collie que da nombre a la pista.

El lado B del disco traía, finalmente, una pieza épica que inicialmente tuvo diferentes títulos («Nothings 1-24, «Son of Nothings» y «Return of the Son of Nothings») y que fue presentada en vivo en el Norwich Lads Club el 22 de abril, siendo posteriormente rebautizada como «Echoes». Con un sonido acuoso (una nota de teclado que asemeja una gota cayendo sobre agua), se estructura sobre una composición de Wright.

Las letras de Echoes, escritas por Waters, surgen desde la vista que tuvo de personas yendo y viniendo en la calle. Esta letra podría representar la necesidad de comunicación y unidad entre las personas, o bien el surgimiento de la vida en el planeta, desde el agua. Como sea, el resultado es una pieza que desde su lanzamiento ha sido parte de diferentes presentaciones en vivo del grupo, y que suele entregar la impresión de desolación y cierta melancolía, sobre todo por el final de la letra. 

Con esto, Meddle fue el primer disco de Pink Floyd en alcanzar doble platino en Estados Unidos y que, por primera vez, era el resultado íntegro de los cuatro músicos, sin la intervención, dirección o influencia de otros actores o agentes.

Disfruta de este maravilloso disco en Spotify.

Lista de canciones:
1. One of These Days (5:56)
2. A Pillow of Winds (5:13)
3. Fearless (6:08)
4. San Tropez (3:43)
5. Seamus (2:15)
6. Echoes (23:27)

Integrantes:
– David Gilmour / guitarra, bajo (1), armónica (5), voz
– Richard Wright / Hammond, Farfisa, piano, voz (6)
– Roger Waters / bajo, guitarra acústica (4), voz (4)
– Nick Mason / batería, percusiones, voz (1)